La hipnosis y el dolor

 

Dos estudios realizados en Estados Unidos confirman que la hipnosis ayuda a aliviar “significativamente” los dolores.

Sus buenos resultados han sido avalados por dos publicaciones en revistas médicas de EE.UU.

Investigadores del Scott and White Hospital en Texas y de la Universidad de Pittsburgh recurrieron a la hipnosis clínica para tratar a pacientes aquejados de cáncer terminal y fibromialgia, con una reducción del dolor.

“El alivio del dolor fue del 6,5; en una escala del uno al diez”, dijo Gary Elkins, quien lideró el proyecto de investigación del Scott and White Hospital en el que participaron 39 pacientes con metástasis ósea, y cuyos resultados fueron publicados en The Journal of Cancer Integrative Medicine.

Elkins, que presidió la Sociedad Estadounidense de Hipnosis Clínica entre 1996 y 1997, sostiene que la hipnosis clínica está “infrautilizada”, aunque vaticina un despegue de la disciplina, porque los scanners para supervisar la actividad cerebral (PET, MRI y EEG) han demostrado cambios en la percepción sensorial de los individuos sometidos a esta técnica.

Al mismo tiempo, investigadores de la Universidad de Harvard descubrieron que la hipnosis reduce la necesidad de anestesia durante las intervenciones quirúrgicas y acelera la recuperación post-operatoria.

“Existe una relación entre mente y cuerpo, y si somos capaces de entenderla podremos ayudar a mucha gente”, destacó Elkins, quien ve con buenos ojos el que el National Institute of Health (INH), máxima autoridad en temas de salud; haya decidido crear un Instituto para Medicinas Alternativas.

Otro estudio que se hizo en Inglaterra fue el estudio de la Universidad de Pittsburgh, en el que participaron 28 personas (13 aquejados de fibromialgia y 15 sanos), y arroja resultados similares a los de Texas. Aunque lo sorprendente es que “los 15 participantes con un sistema neurológico totalmente normal atravesaron experiencias dolorosas inducidas mediante sugestión”.

A las personas que se someten a tratamientos con hipnosis para aliviar el dolor como Milman les da igual las discusiones que genera la hipnosis, las dudas y los debates.

Milman una pianista de 46 años de Nueva York, que sufrió dolor crónico durante años debido a una lesión en los brazos causada por estrés de repetición.

“En 1998 sufrí un dolor en los brazos que me dejó prácticamente paralizada”, dijo la pianista, que estuvo varios años sin poder trabajar.

“La Hipnosis me salvó la vida”, apunta Milman quien ha vuelto a tocar el piano, aunque no tan intensamente, y lleva una vida normal.

 

Fuente: *Hypnosis in the Treatment of Health Compromising Behaviors. Gary Elkins, PhD, ABPP, ABHP, Scott and White Memorial Hospitaland Clinic and Texas A&M University College of Medicine.